miércoles, 18 de junio de 2008

De una vez para siempre...




“Yo también tengo ruinas
y si acudo al pasado
ya no sé a quién o a quiénes
busco entre los escombros”

Mario Benedetti


Te besé con cuidado, con miedo, muy despacio. Era la última vez. Las calles lo sabían. El invierno también. Te besé con cuidado. Con la torpeza propia de momentos perfectos, esos que se nos rompen en las manos, no importa en qué segundo, ni con cuánta ternura acunase en mi piel tus mil fragmentos…

No quería saber. Y tus ojos tardaron lo que tarda un otoño en desnudar un párpado. Pero en aquel instante ya era escombro, quebranto de luna herida de horizontes acabados. Lo era todo en tus labios… No quería saber. Que el futuro era eso, tus manos y mis manos...

Puse tanto cuidado...que sin volverme apenas ya te estaba buscando entre mis grietas. Lloraban las farolas a mi paso. No supe qué decir. Los semáforos sabían de mi llanto, de ese caminar desamparado que me llevaba lejos, estando tú tan cerca... Se me astilló la tarde toda entera... llovió hasta en las paradas del amor suburbano...

Fui yo quien se alejaba...por fin me he dado cuenta. ¿Y qué sabrá la lluvia de la hierba mojada o de tus labios? Puse tanto cuidado...

El viento lo sabía.

Yo también tengo ruinas... y aún no sé en qué vértice, rescoldo, llama o verso perderme o encontrarte. De una vez para siempre....

18 comentarios:

Goathemala dijo...

Sin más: una preciosidad de texto. Lo de la tarde astillada me gustó mucho.

Saludos.

ybris dijo...

Me has dejado mudo y conmovido, Lágrima.
Tus palabras destilan amor y tristeza a partes iguales.
Duele el tiempo que se escapa entre las grietas del amor fugaz tan rápidamente sentido.
Duelen las farolas y las tardes astilladas.
Todo duele.
Sólo sobrevive la belleza de las palabras que lo cuentan.
A ellas y a su consuelo me aferro.

Me has emocionado.

Gracias.
Un beso fuerte, amiga.

Ezequiel dijo...

Hola:

Me gustó mucho el texto y el blog en general

Saludos!
Ezequiel
www.unarazonparavivir.com.ar

Srta. Cangrejo dijo...

Yo tampoco ya sé dónde encontrar, ni siquiera las ruinas

Cromatico dijo...

.
..te eche en falta.
y mucho.
no sabia que habias vuelto,
ni te imaginas que alegria el reencuentro.
vete tu a saber porque,
pero te recordaba a menudo.
besos de agua

pd. el dia que tus letras no me hagan "llorar", te invito a un chai.

Cromatico dijo...

.
ok, trato hecho pues..
por cada sonrisa, un chai,
por tres (sonrisas) seguidas, una merienda d samosas y pakoras (tb incluiria chai..)
ahi te espero..
besos diminutos

Isabel Romana dijo...

Bellísimo este texto, lleno de desolación y sensibilidad, de desconcierto por haber hecho aquello que quizá no se quería hacer y era, al mismo tiempo, inevitable. Maravilloso.

Anónimo dijo...

casualmente el camino de mis ruinas... me deje ver tus lágrimas en tu río...
quizá detrás de una esquina, no te conozca, pero serás tú...
quizá caminemos juntos por la misma calle, y solo sintamos que algo está pasando y que la tarde simplemente se desastilla...
quizá esa sea la última vez, o quizá nos tropecemos y yo te pida perdón...
en breve, andaré por tus calles, con ojos de búho y oídos abiertos, para esperando sentir tu casualidad ...

besoos saudáticos

peterk

Noray dijo...

¡Excelente y bellísimo!

Yo también soy,a veces, ruina
y escombro.

Angus Scrimm dijo...

El problema está en las grietas, que la gente olvide las ruinas, menudencias del pasado. Lo que vive y respira son las grietas, a quien hay que vencer y controlar.

Buen texto....

En mi blog sigue la melancolía y la crudeza, pero un poco más blanditas las paredes, la mala leche se ha ido de paseo :-)

Un beso

Guille dijo...

hola, como estas? visitame si podes, un beso enorme

INGENIERIA Y CONSTRUCCION dijo...

Hola me encanto tu blog y espero que podamos compartir enlaces
www.ficunfv.com en cuanto me enlaces envíame un mensaje que inmediatamente te enlazare en mi directorio y así nos beneficiaremos los dos cuídate estaremos en contacto

leibowitz dijo...

una belleza elegante y delicada. me gusta tu trabajo, sigue escribiendo. escribe más.

malili dijo...

Con entradas como ésta ( la he leído mil veces), no necesitas prodigarte más, aunque creo que todos te lo agradeceríamos. Felicidades

Morgana dijo...

Cómo he disfrutado leyéndote. Me han encantado desde las palabras que has utilizado, hasta la forma y el modo en el que las conducido hasta el final.
Es un texto precioso

Vania Valentina dijo...

Entre los escombros
al final sólo buscamos lo que quedó de nosotros
repartido en trocitos de tiempo.

Saludos mujer rosa
Actualice pronto, que las estaciones pasan rápido.

Principe dijo...

Me gusta mucho como escribis,se nota que sos muy inteligente, y la verdad que te felicito, te admiro!!!
Te mando un beso desde Buenos Aires,Argentina

pd: yo ya no soy más el brujo, entra y mira mib blog

July dijo...

Pero tal vez el viento cambie mañana
Y haga sonreir a mi alma de nuevo
Tal vez yo aprenda a nadar
Y vea la orilla de nuevo...

Tal vez el viento cambie mañana
Y la felicidad llame a mi puerta
Trayéndote de nuevo a mi lado
y no esconderte de nuevo...

Me ha encantado ;) un abrazo