jueves, 9 de agosto de 2007

Encontrarte...



Dejo yo mi mirada en tu destino
y en tu cuerpo de líquida hermosura
sólo por verlo todo así:
Un círculo de luz en derredor
y el destino de un filo de caídas
sobre la tierra honda en que te pierdes.

Gota, de Ybris


Dejé para el recuerdo
las palabras no dichas
que vertían tu nombre en las acequias,
donde te vi pasar, entre el liquen
y el verso, sonriente y posible,
en esos días plenos
cuando en una mirada
se vaciaba el viento, y encontrarte
era un sueño
todavía creíble...





30 comentarios:

jesus dijo...

las palabras no dichas quedan siempre flotando en el aire, como esperando hacerse carne en algún momento. Son recuerdos fugaces de vidas no vividas.

lila dit ça dijo...

vaya , que poema mas bonito, el tuyo. nos vemos en las acequias, es una buena forma de protegerse del verano.d hecho voy una semanita a las acequias charras.

>> rhodes >> dijo...

jejeje... ningún sueño es creíble, pero acá estamos, soñando hacer cosas imposibles que siempre pueden hacerse realidad.

brindo entonces por seguir con los estúpidos intentos de colorear y darles vida a los personajes de todos nuestros sueños.

RocanLoveR dijo...

Creo que hay un momento para todo lo que hay que decir y para lo que no, lo hay en otro espacio, aún así, quiero seguir soñando, aunque sueñe irrealidades, mi perfecto mundo real está ahí, en mis sueños ..

Un abrazo, amiga :)

Cabezota sin remedio, corazón enorme dijo...

Brindar por el reencuentro con la felicidad.

arjex dijo...

creamos en los sueños y los encuentros, a veces, imposibles, de nuestro corazón.

un corazón diligente, solo se logra en la poesía.

saludos desde el otro lado del oceano.

José

ybris dijo...

Que me cites es la más excitante caricia que un lobo estepario como yo hubiese nunca deseado.
A veces las palabras son más que los cuerpos y uno conserva hasta las que calló o no supo decir para hacer creíbles los sueños en tardes polvorientas.
Miradas que saben hacer los días plenos.

Te quiero.

manuel_h dijo...

Incluso se pueden dejar para el olvido, tan fronterizo del recuerdo, y centrarnos en los sueños que son creíbles, posibles, deseables...

besosss

sergisonic dijo...

el sueño intangible, el deseo callado, palabras guardadas en el cajón para ¿nunca? vacíado de viento...

lágrimas de mar dijo...

dejé para el recuerdo, las palabras no dichas, los besos robados, las caricias sentidas
es precioso
besos

lágrimas de mar

anelise dijo...

Gracias por tu visita a mi rinconcito, y por el comentario.
Me ha gustado tu poema, seguiré visitándote
besitoos

Riesgo dijo...

"cuando en una mirada
se vaciaba el viento, y encontrarte
era un sueño
todavía creíble..."

Me parece precioso.
Saludos.

suprematista dijo...

el viento, que inagotable... que sutileza....como el mar despierta con el llanto de un niño, ...ciertamente los elementos intentan liberarse(vaciarse), para convertirse con la eternidad, para fugarse con ella... evoca la furia del elemento embrionario de las planicies, de las selvas, de las montañas....los sueños.... candelabros, luz luz luz..... una mirada de amor , una mirada de amor.... real ...

Namasté dijo...

Pasé por estos lares
que por casualidad encontré
y otra vez retonaré
si su alteza me autorizase.

Bellas letras las tuyas.
Saludos

Lágrima del Guadiana dijo...

Palabras esperando aterrizar en piel ajena, quedándose en el limbo de esas vidas que no llegan a ser a pesar de nosotros... y si no son amor, serán herida...

Gracias por la visita, Jesús

Lágrima del Guadiana dijo...

Hasta las acequias tienen sus orillas, Lila dit ça, pero nos vemos, claro que sí...

Arrojaré una ramita seca al agua...

Besos, y a disfrutar de Salamanca

Lágrima del Guadiana dijo...

Siempre que coloreo me salgo por los bordes, Rhodes...quizás ahí esté el verdadero encanto de los sueños más imperfectos...

Un besito

Lágrima del Guadiana dijo...

Lo que pasa es que siempre escogemos los momentos menos adecuados para dar rienda suelta al corazón...

Ojalá pudiéramos saltar de mundo en mundo, así podríamos compartir los sueños que la vida se niega a concedernos...

Un abrazo REAL, Rocanlover

Lágrima del Guadiana dijo...

Brindo por ello, Corazón enorme... sin mirar al fondo de la copa...

Sigo dándole vueltas a tu escrito sobre la deslealtad, tocó fibra...

Lágrima del Guadiana dijo...

Arjex...el corazón crece en los versos y se empequeñece ante la ausencia...

Gracias por tus palabras, J. ...

Un beso

Lágrima del Guadiana dijo...

Idem, querido Ybris, idem...

Lágrima del Guadiana dijo...

Te veo muy centrado, Manuel y no veas la sonrisa cómplice que se me escapa...

Abrazos fronterizos

Lágrima del Guadiana dijo...

¿Por qué será que lo intangible es lo que más presente tenemos? Y aunque a veces lo sintamos vaciarse en el viento regresa siempre al recuerdo...

Besos, Sergi

Lágrima del Guadiana dijo...

Muchas gracias, lágrimas de mar...tus escritos ayudan a traer esos recuerdos al presente :)

Un beso

Lágrima del Guadiana dijo...

Siempre serás bienvenida, Anelise, gracias por tus palabras.

Alegre y acogedor tu rinconcito, ahí estaré...

Un beso

Lágrima del Guadiana dijo...

Gracias, Riesgo, pasa y siéntate... ¿te pongo un par de recuerdos o un café? :)

Lágrima del Guadiana dijo...

Me sigues dejando boquiabierta, Suprematista... y esta vez además te agradezco ese pellizquito de optimismo y energía cuando hablas del amor real...

Precioso también lo de "como el mar despierta con el llanto de un niño...

Un abrazo inagotable, como las estaciones...

Lágrima del Guadiana dijo...

Será un placer tenerte por aquí, Namasté, gracias por venir...

Azul caleidoscopio dijo...

Vaciar el viento viajero, el viento que todo lo dice con una mirada, que bella imagen! Sonhar con el amor para alguien que como tu esta llena de poesia, es siempre creible, a pesar del dolor y aunque cambie el destinatario. Un abrazo fuerte.

Lágrima del Guadiana dijo...

Querida Azul, tienes la capacidad de serenar las aguas en cada una de tus (o mis) visitas, con tus palabras y ese algo indefinible que emana de ellas...

A veces creo que me gustaría volver a cerrar la caja de los vientos, al menos el que barre el desamor bajo mi puerta...

Un abrazo de brisa, amiga