jueves, 5 de octubre de 2006

Barro en los zapatos




1 de Octubre. Ha llovido y me he traído el agua, el barro y la ternura que descansan bajo las baldosas rotas de las aceras, esas que traicionan y salpican, en las suelas desgastadas de los zapatos. Se me ha mojado la voz esta mañana. También los sueños. Y los pies... Por ahí empiezan los catarros, me decía mi madre de niña. Eso debe de ser el dolor que se me adhiere hoy a las costillas...

Me descubro una grieta debajo del jersey que llena de tristezas y humedades la cal de mis paredes subcutáneas. Algo tengo que hacer: poco entiendo de yesos y andamiajes y me temo que sea un fallo estructural y acabe con la vida cuarteada... Qué poco me han durado las reformas...

Quizá lo que mi madre nunca dijo es que el amor es un catarro mal curado...

www.wlhs.wlwv.k12.or.us

17 comentarios:

amor amargo dijo...

Y que no tiene vacuna ...

Besos

amor amargo dijo...

Pensandolo mejor, no creo que nadie quiera una vacuna contra el amor, sería más bien un antídoto para cuando ya es demasiado tarde y no hay vuelta atrás ...

otro beso

teardrop dijo...

Tranquila lagrima, siempre hay puntales que corrigen daños estructurales...

Y algunos son capaces de aguantar desafiando las leyes de la fisica y otras menos racionales...

peter k dijo...

¿Y si las grietas se convirtieran en canales de agua tan fría como la distancia, para ser los nuevos raíles frescos de los andamios cuando el viento se convierte también y además en esas paredes cálidas o familiares.
tal vez entonces, y solo entonces, el amor se nos avecinaría como un derrumbamiento de nuestras paredes de seda y de tu vestido de noche. ese. justo ese, que siempre te decora y que a veces, algunas veces, no recuerdas que llevas.

la distancia se acorta con el azar de tus palabras...
habrá que volver a la alegría y a las madres!!!!!

manuel h dijo...

suerte que tienes, porque hay reformas que asfixian por las grietas, más que taparlas.

besos

Angus Scrimm dijo...

Con riesgo de bronquitis, pulmonía y fallecimiento. ¡Anda con ojo, que yo ando tuerto por el mismo tema!

flexo dijo...

bueno viene a ser como un gripazo de esos con fiebre que sube y baja, sudores varios y estornudos de toda naturaleza...vamos, que digo yo,...
buen findesemana y cuidese ese catarro

Anónimo dijo...

Quien de amores enferma tarde cura. Y si arrecia la lluvia hay que resitir como los pinos.

http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

Lágrima del Guadiana dijo...

Si hubiera un antídoto, seguro que olvidaría tomármelo.

Besos tercos Amor :-)

Lágrima del Guadiana dijo...

Me ha gustado mucho tu comentario, teardrop. De repente, tengo menos miedo...

Besos apuntalados

Lágrima del Guadiana dijo...

...el amor se nos avecinaría como un derrumbamiento... Siempre lo hace, Peter, y empiezo a pensar que no puede ser de otra manera...

¿Cómo lo consigues? De pronto las grietas se me antojan hermosas heridas de guerra...

Abrazos envueltos en seda

Lágrima del Guadiana dijo...

Pues entonces no volveré a tapar mis grietas, Manuel. Si en el fondo les he cogido cariño, como a las ojeras que enmarcan lo que los ojos no saben callar...

Besos irreformables

Lágrima del Guadiana dijo...

Qué alegría leerte, Angus.

Te presto mi colirio con la esperanza de que tus ojos sanen...

Ánimo, valiente.

Lágrima del Guadiana dijo...

Muy bien descrito, Flexo, se nota que conoces bien la sintomatología... :-)

Gracias por tu visita,

Saludos antivíricos

Lágrima del Guadiana dijo...

Y si arrecia la lluvia hay que resitir como los pinos.

Me encanta, FMOP... Gracias

Askonigsberg dijo...

que por suerte en ocasiones se convierte en crónico...
muy bonito

me gusta todo esto, volveré con frecuencia

un saludo

Lágrima del Guadiana dijo...

Gracias, Askonigsberg

Besos crónicos...