viernes, 8 de septiembre de 2006

Pack Lunch

Envuélveme tu risa,
una caricia light
y dos o tres galletas
para pasar el día,
sabiendo que me llevo
lo mejor de tu amor
en la tartera...

16 comentarios:

manuel h dijo...

y qué buena manera de pasar el rato, la mañana, el día, si con sólo mirar la tartera se te llena de sonrisas.

besos

teardrop dijo...

Mejor menu completo y en directo, si se puede elegir claro esta... ¿no?

Anónimo dijo...

Ya lo dice la canción popular:

"Cuando paso por tu puerta
cojo pan y voy comiendo,
para que no diga tu madre
que de verte me alimento".

http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

mamen somar dijo...

Yo quiero una tartera repleta de lo mismo que la tuya ¿dónde se comprannn?

Quién necesita comer cuando tienes su aliento...
Maravilloso, como siempre lágrima, como siempre.
Besos a granel.
Mamen

Lágrima del Guadiana dijo...

Exacto...las miradas que me llevo y las sonrisas que le dedico al cabo del día entran en contacto y tienen un efecto muy parecido al de la fermentación...

Una forma como cualquier otra de metabolizar el amor... :-)

Besos, Manuel

Lágrima del Guadiana dijo...

Pero a veces no se puede elegir Teardrop... y entonces hay que aguzar ingenio y corazón a la vez, aprendiendo a ralentizar la digestión de todas esas caricias que echamos de menos cuando estamos inmersos en la espiral de la rutina...

Lágrima del Guadiana dijo...

Ja ja...muy bien traídas esas letras, FMOP. Creo que voy a envasar al vacío esta sonrisa que se me acaba de escapar, para cuando lleguen las "vacas flacas".
¡Gracias!

Lágrima del Guadiana dijo...

El secreto de las tarteras es rescatar del fondo de cualquier alacena esos viejos recipientes que han escapado a la era del tupper...combados unos, sin tapa otros, ajados y descoloridos...

El lugar ideal para dejar reposar los afectos... No se les perderá el sabor, tengo la sensación de que tú y yo lo sabemos bien... :-)

Un abrazote, Mamen

peter k dijo...

pues yo ya he vuelto de excursión con mi tartera vacía.
y ya empiezo a ver que gracias a ti, monstruo de las galletas, se vuelve a llenar.

besos frescos

Lágrima del Guadiana dijo...

Me has descubierto, Peter: el personaje de Barrio Sésamo que devoraba galletas y arrojaba migas por doquier está inspirado directamente en mí :-)

Qué alegría tenerte de vuelta.

Un besote en su punto de sal para que vayas acumulando en la despensa...

Sandra Becerril dijo...

así las calorías no cuentan jeje


besos

manuel h dijo...

Gracias por visitar tan recónditos parajes!!!

besos

Miguel dijo...

con esa tartera, bien repletita eso si, no hay quien se pueda resistir a estar picando todo el día, entre comida y comida

Lágrima del Guadiana dijo...

Hola Sandra: las calorías que nos da el amor se me van todas al alma y ahí "arriba" no pesan... :-) Un beso

Lágrima del Guadiana dijo...

Y los que me faltan por descubrir, Manuel... Es un placer leerte, me alegra haberme topado con tus archivos... Besos

Lágrima del Guadiana dijo...

Totalmente de acuerdo, Miguel: el picoteo bien entendido empieza por las tarteras y termina donde comenzó: haciendo acopio de sonrisas... Un beso