viernes, 25 de agosto de 2006

Quizás...



Quizás un día deje de confundir el viento con tu voz en la ventana.

Quizás el primer rayo de sol que filtra la persiana me acaricie los párpados, suavizando despertares.

Quizás cuando vea un avión deje de imaginarme dentro, mudando la piel con cada destino.

Quizás la luna observe cómo trazo tus labios en el aire...

Quizás deje de huir detrás de cada ocaso y me asiente en un verso, o me esconda detrás de una sonrisa triste, o me cruce de brazos o le plante cara al mediodía o invite a cenar a mis fantasmas...o quizás reconozca que se me empaña el alma cada vez que los hombros me pesan demasiado.

Quizás si cierro los ojos encuentre un lugar donde darte vida.

Quizás un día no oculte una lágrima detrás de cada punto suspensivo...

5 comentarios:

teardrop dijo...

Quizas no tener que intentar robarle al tiempo momentos preciados, puede que extintos...

manuel h dijo...

Hoy dejé de confundir el viento con tu voz en la ventana.

Hoy el primer rayo de sol que filtra la persiana me acarició los párpados, suavizando despertares.

Hoy dejé de imaginarme en un avión, mudando la piel con cada destino.

Hoy los puntos suspensivos son sólo eso, puntos... y suspensivos.

(Mil perdones por haberte robado)

Anónimo dijo...

Un advervio de duda marca la existencia como el tic-tac de un reloj.

"Siempre que te pregunto
Que cuándo, cómo y dónde
Tu siempre me respondes
Quizá, quizá, quizá

Y así pasan los días
Y yo desesperando
Y tú, tú contestando
Quizá, quizá, quizá"


http://elsexodelasmoscas.bitacoras.com

teardrop dijo...

Quizas volver a fabricarte sonrisas, como hacia cada tarde, en el refugio que me daba tu mirada...

Lágrima del Guadiana dijo...

Manuel: Mil veces perdonado (y otras mil más si sigues consiguiendo esos giros con cada toque maestro de tu pluma internáutica...)