miércoles, 16 de agosto de 2006

HAIKU

Porque su vida no era
un haiku
decidió convertirla
en una sola imagen:
su sangre entre las flores
de aquel parque...

2 comentarios:

EiKa dijo...

Como ya me has puesto a esperar mucho :( me dediqué a revisar tus primeros escritos, así tendré para entretenerme :)

-Sangre, rocío y algo de pólen, saldría una amalgama perfecta para las fisuras del alma-.

Como muy vergonzosamente no conocía la palabra Haiku, me puse a indagar y me has hecho descubrir a este maravilloso género poético, me ha encantado.

Mientras vuelves estaré paseando y desempolvando estas letras ocultas.

Beso gigante!

Lágrima del Guadiana dijo...

Querida Eika... me acabas de arrancar una lágrima,
de esas que van con sonrisa y que no nos deja quedarnos quietos en la silla...

Será también que acostumbrarse a vivir con el corazón roto no es demasiado aconsejable,
o que presiento el otoño o que Sheryl Crow y su I Shall Believe me acompañan a todas partes estos días...

Me he topado con este comentario...
...no lo había visto... y leerlo ahora que te has ido me ha resultado bittersweet...

Estés donde estés, te mando todo mi cariño, deseando que tu silencio de sus frutos...

Un fuerte fuerte abrazo...